Ginger Maria Torres de Torres

HISTORIA DE LA PEDAGOGÍA

Elección del Personero.

Formando competencias ciudadanas.

Cada día más, nuestro sistema educativo exige cambios que lo coloquen en condiciones de satisfacer las necesidades de los educandos y de preparar personas capaces de realizar las transformaciones que el país requiere.

Definido el sistema educativo como un compuesto de varios elementos que se interrelacionan, es de suponer que el cambio total del mismo, solamente podrá darse cuando cada uno de esos elementos se modifiquen en la dirección requerida. Sin embargo, debemos tener en cuenta que en forma más directa podemos entrar en contacto con los educandos y que este hecho nos responsabiliza de trabajar, en la medida en que podamos hacerlo, para que la educación mejore la calidad y contribuya así a la formación integral del hombre, que tanto predicamos, pero que difícilmente alcanzamos.

La educación como proceso de socialización, de asimilación de los nuevos miembros a las reglas, valores, saberes y prácticas del grupo social, es tan antigua como el hombre.

Partiendo de una visión macro y general del colectivo humano inmerso en las transformaciones culturales que ha elaborado y sufrido, desde cuando el hombre primitivo dominó el fuego y creó el lenguaje articulado hasta el presente de la sociedad científico – tecnológica, la historia de la cultura es un continuo que recoge las modificaciones y rupturas que los cambios en la concepción del mundo han traído como consecuencia. Es la historia del pensamiento activo y creador, aun cuando en ciertas etapas de las épocas pasadas haya sido pasivo y contemplativo.

La conclusión indispensable es que a lo largo de los milenios han sucedido cambios ayudas por el surgimiento de nuevos paradigmas, tales cambios podrían enumerarse a grandes zancadas, comenzando por el principio lejano: el dominio de la alfarería, la agricultura, la domesticación de animales, la obtención del cobre metálico; hecho éste con el cual se da comienzo a la civilización propiamente dicha, al convertirse el hombre en un animal urbano, que condujo a la invención de la geometría práctica, la escritura y, con ellas, el surgimiento del maestro, del pedagogo de oficio.

Enunciemos entonces a grandes saltos cuales han sido esos cambios y paradigmas.

Para llegar a esta respuesta recorramos un poco de Historia y veamos como a través de ella la educación como proceso de socialización, de asimilación de los nuevos miembros a las reglas, valores, saberes y prácticas del grupo social ha venido cambiando.

Iniciamos esta revisión a partir de una visión macro y general del colectivo humano inmerso en las transformaciones culturales que ha elaborado y experimentado, desde cuando el hombre primitivo dominó el fuego y creó el lenguaje articulado hasta el presente de la sociedad científico – tecnológica, la historia de la cultura es un continuo que recoge las modificaciones y rupturas que los cambios en la concepción del mundo han traído como consecuencia. Es la historia del pensamiento activo y creador, aún cuando en ciertas etapas de las épocas pasadas haya sido pasivo y contemplativo.

A lo largo de los milenios han sucedido cambios ayudados por el surgimiento de nuevos paradigmas, tales cambios podrían enumerarse a grandes zancadas, comenzando por el principio lejano: el dominio de la alfarería, la agricultura, la domesticación de animales, la obtención del cobre metálico; hecho éste con el cual se da comienzo a la civilización propiamente dicha, al convertirse el hombre en un animal urbano, que condujo a la invención de la geometría práctica, la escritura y, con ellas, el surgimiento del maestro, del pedagogo de oficio.

Enunciemos entonces a grandes saltos cuales han sido esos cambios y paradigmas que por supuesto privilegiaron en su momento competencias ideales a desarrollar en los seres humanos, a cada cambio generado por un paradigma nuevo se le asocian competencias específicas.

1. Educación transmisionista (por imitación e intelección) para el trabajo colectivo. La especialización de las construcciones y la necesidad de perpetuar el conocimiento del que hacían gala los ancianos, hace que la memoria a través de los genes se torne insuficiente, y surja un procedimiento nuevo de memoria social capaz de producir programas superiores de procesamiento inteligente.

Ahora bien, al principio eran los padres y los ancianos los que asumían la función educativa, para los niños y para todos, con la mira de mejorar la producción comunitaria. He aquí el sentido eminentemente humano y vital que caracteriza el surgimiento de la educación como mecanismo de la especie para la evolución social, en su primera época. Hay que destacar que tales cambios se dan por la necesidad, la emergencia de perpetuar la cultura de la humanidad que tales cambios se suceden. Por eso como se requería aprovechar las enormes ventajas de saber labrar la piedra y el hueso, de usar el fuego y cocinar los alimentos, tenían entonces que asumir la defensa colectiva no sólo de las mujeres y los niños sino también de los viejos y de los miembros experimentados que no siempre eran los más fuertes. Se trasciende así la selección natural. Es la prehistoria de la pedagogía.

Competencias requeridas: habilidades manuales; la fuerza; la capacidad de recolección y selección; la aptitud para pertenecer y mantenerse en grupo; y la memoria social.

2. Educación transmisionista, idealista y aristocrática (contra el trabajo productivo). La creación de la escuela y el nacimiento del maestro es, como puede verse una consecuencia de las invenciones culturales, que ya se constituían en saberes elaborados. En primer lugar, ni la escritura (y consecuentemente la lectura), ni la aritmética con su simbolismo, ni la geometría práctica, son saberes que se hallan en la naturalidad del acontecer del mundo, de tal manera que baste con sólo vivir y mirar para incorporarlos a las estructuras de conciencia. Fueron construcciones de alguien que las había reelaborado, para que suscitara en sus alumnos un proceso intelectual análogo. En segundo lugar, la construcción de la escritura; de la aritmética y su gramática y de los procedimientos de la geometría práctica, constituyeron la invención de la memoria más fiel y rigurosa de la humanidad y se hizo necesario manejar los simbolismos correspondientes para tener acceso a ella cuantas veces se quisiera, si se deseaba una independencia de la tradición oral, una aproximación propia, para ceñirse a los registros de la historia del desarrollo cultural. Se inicia entonces la primacía de una cultura escrita y conservada en bibliotecas, sobre la tradición oral.

Este maestro, no era sólo quien enseñaba a leer y a escribir a los muchachos, sino que, además, era un verdadero trabajador en la conquista cultural, de esa construcción del intelecto, pues se ocupaba de su desarrollo y perfeccionamiento, siendo, por consiguiente, un profesional, en toda la extensión de la palabra.

Competencias requeridas: habilidades manuales, interpretación de símbolos, el respeto, la obediencia.

3. Pero sucedió en tiempos y lugares variados que con el desarrollo económico de los pueblos se fueron diferenciando minorías de élite que no trabajaban sino que más bien usufructuaban el excedente económico producido por el trabajo de la mayoría. Es, entonces, en la segunda época cuando aparece un tipo de educación aristocrática dominante, cuyo fin era la formación del carácter a través de una enseñanza religiosa y moral que encarnaba un cierto ideal trascendente, basado en el orden del universo, o en la ejemplar esencia humana realmente existente en el mundo de las ideas. La educación hubo que complementarse con la formación literaria, oratoria y retórica, la formación clásica, memorística por tradición oral al principio, y posteriormente a través del estudio de los textos de autores. Esta educación, en vez de enriquecerse, se fue empobreciendo durante más de veinte siglos, se volvió formalista, libresca y artificiosa hasta llegar a reemplazar el arte de vivir por el arte de manejar vocablos.

Competencias requeridas: la habilidad de sobresalir entre las masas; la disciplina; la obediencia a un ser superior quien determina todo y delega una competencia privilegiada, la capacidad de reproducir con la mayor exactitud los datos, hechos, explicaciones dadas, es decir: la memorización; ante la incapacidad de recordar todo, la competencia lectora y escritora se engrandece, se debe poder acceder al conocimiento cuando se le necesite para poder demostrar idoneidad, quien no lee y escribe se margina, la posibilidad de acceder a textos escritos dividen más aún las clases sociales.

4. Educación para la vida y la producción social. Después de varios siglos, pasando por la Edad Media, viene el Renacimiento y luego la Modernidad, y con ellos el inicio de la constitución de las ciencias experimentales y las tecnologías. A partir de la Revolución Industrial y la Revolución Francesa, se inicia en el siglo XIX un nuevo tipo de educación para la producción social (material y espiritual), inicialmente subordinada a la ideología pero luego con las revoluciones políticas, la destrucción de la ideas de jefe natural, del poder por legación divina, la teoría de la evolución, la biología celular, la genética, la teoría de la relatividad, la química y la mecánica; para sólo mencionar unas pocas. Cambian el modelo tradicional humanista, esencialista e individualista por uno portador del germen revolucionario a instancias de la inspiración de convertiste en dueño colectivo, social, ya no es la escuela quien determina qué se estudia, es el Estado y el aparato productivo quienes dan la pauta. La época se propone volcar la educación hacia la vida y la producción social material y espiritual. Aparece la Escuela Nueva que rompe con el verbalismo retórico tradicional, con la formación coactiva del carácter a través de la disciplina y con el autoritarismo magisterial y la sumisa pasividad del niño, con la perspectiva de crear una humanidad única y pluralista a la vez. Los medios de comunicación juegan un papel preponderante, las distancias se acortan, las fronteras se traspasan fácilmente, la sociedad se globaliza; la meta es un individuo pleno para una sociedad plena, compleja, globalizada pero a la vez mediada por un contexto particular, único.

Como la Ciencia y la Tecnología amplían inmensurablemente el conocimiento se parte de la premisa actualmente aceptada de que la fuente mayor de competitividad internacional no es la inversión en activos fijos sino la relacionada con el conocimiento, lo cual ha producido una forma diferente de concebir la relación entre sistema educativo y aparato productivo. Se puede hablar, al respecto, de dos momentos diferentes: uno que dominó en el ambiente académico entre las décadas del setenta y del ochenta con la teoría del capital humano (la educación como factor de la producción) y con la postura neomarxista y reproduccionista (la educación como reproductora de los recursos que convienen al sistema capitalista); y otro que se inicia a mediados de los años ochenta y que redefine el capital humano como la capacidad de acumulación de conocimiento tecnológico que pueda tener algún sector educativo. El aprendizaje adquirido en lo cotidiano tiene mayor efectividad si se realiza sobre la base de cierta escolaridad, por lo que la educación ya no es considerada como factor externo, sino como parte del modelo tecnológico.

Competencias requeridas:

Básicas tales como: leer, escribir, calcular, pensar lógicamente, expresarse verbalmente, escuchar y analizar, modalidades de síntesis, productivas, grupales y comunicativas. El desarrollo de la capacidad de “lectura profunda” dando envergadura a los datos extraídos del texto, relevando la lingüística y las teorías de la comunicación contemporáneas.

Prácticas como: uso de recursos tecnológicos, interacción y comunicación con sus pares, manejo de la información y pensamiento sistémico.

Profesionales tales como: Articulación de saberes complejos referidos al aprendizaje de la productividad, al dominio sobre el control técnico y de poder de los procesos, a la autonomía y la responsabilidad en la realización de las tareas y a la comprensión de los procesos en que cada persona interviene. Métodos y procedimientos heurísticos que permiten la recopilación de información epistemológicamente confiable de su área de acción para la construcción de propuestas adecuadas en un momento dado.

ESTRUCTURA HISTÓRICA Y EPISTEMOLÓGICA DE LA PEDAGOGÍA.

El maestro para apropiarse de los conocimientos, no solo como contenidos de información sino especialmente en su estructura o matriz fundamental, en su racionalidad particular, debe remitirse a las estructuras lógicas e históricas de esos conocimientos, ya que esas estructuras son las que ofrecen la base formativa de un saber y se hace explicito en la pedagogía dentro del manejo de la educabilidad y enseñabilidad.

Dadas las condiciones y momentos que demanda la sociedad, se requiere desarrollo de habilidades mentales de nivel superior para formar personas con competencias de conocimiento e información. La pedagogía es la llamada para esta respuesta, especialmente la pedagogía del conocimiento o sea aquella que articula las dinámicas del desarrollo cognitivo, con las dinámicas del desarrollo científico conceptual; de ahí que requiramos un maestro formado en Epistemologías Regionales, en Historia y Filosofía de las Ciencias.

La formación en la disciplina que el maestro ha de enseñar debe entenderse como saber no sólo de las teorías y principios sino conocer fundamentalmente los problemas que dieron origen a la construcción de conocimiento científico, las relaciones entre ciencia, técnica y sociedad y los desarrollos recientes de la disciplina y sus perspectivas de futuro, para así realizar su contextualización y recontextualización.[1]

Páginas recomendadas:

Historia de la pedagogía


[1] Resultados de precongresos: Aportes sobre Formación de Educadores.

5 comentarios to "HISTORIA DE LA PEDAGOGÍA"

exelente material,facil de interpretar al aalcance de todos gracias

pues me párese que es la materia madre para los maestros
gracias

me párese muy muy completo

sean mas especificos con el tema

Muy completo y específico. directo al grano. Muy bien.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS Blog de Fernando Torres

  • Bienvenidos septiembre 28, 2008
    Con el permiso de la profesora Ginger Ma. Torres de Torres hemos decidido realizar este Blog que contiene la información básica sobre el manejo de las herramientas para trabajar el computador en favor de nuestra labor educativa. Si usted ha llegado hasta aquí es que ya es un usuario funcional de al menos algunas herramientas […]
    fernandoatorresg

RSS Recursos musicales por María Jesús Camino de la IES San Miguel de Meruelo

  • Por: LUIS VELASCO julio 15, 2009
    saludos muy cordiales, mucho agradeceré enviar a mi correo soy Luis Velasco de Puyo, Pastaza Ecuador y necesitamos de mucha ayuda
    LUIS VELASCO

RSS Carmenpachecocano’s Weblog

  • Bienvenidos a mi Blog! septiembre 30, 2008
    Hola compañeros  sean Bienvenidos a mi Blog. Espero les agrade mi trabajo y dispuesta a complementar de esta manera lo aprendido en las clases presenciales.
    carmenpachecocano
  • CARMEN CECILIA PACHECO CANO septiembre 30, 2008
    Hola,  soy Enfermera egresada de la Universidad del Norte de Barranquilla – Colombia. Estoy casada y tengo un hermoso hijo de año y medio. Me encanta cuidar a las personas y enseñarles a cuidarse  para así conseguir una mejor calidad de vida. Espero el material que encuentren sea de su agrado.
    carmenpachecocano
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 32 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: